¿TIENEN CABIDA EN LAS EMPRESAS PEQUEÑAS ESTOS DERECHOS?

Las empresas pequeñas tienden a considerar que los derechos de autor y copyright son derechos que conciernen mayoritariamente a artistas y a escritores, pero ¿qué puede protegerse por derechos de autor? ¿Qué beneficios puede tener para mi empresa? ¿Qué material puedo usar pese a no ser yo su creador? ¿Cómo puedo usarlo?

Las grandes empresas conocen estas respuestas y se valen de todos los derechos que les confiere el ordenamiento jurídico para blindar sus recursos invertidos, los derechos de autor son una herramienta clave en cuanto a la optimización de recursos y la explotación de los mismos.

¿De qué forma?

Las grandes empresas realizan una vigilancia especializada de los derechos de autor para evitar infringir los derechos de terceros ya que supone un malgasto de tiempo y recursos, un descredito para su imagen además de las consecuencias que toda infracción de derechos puede conllevar. Una vez tienen claro las creaciones de los demás (su alcance y su posibilidad de uso, modificación y adaptación) solicitan licencias sobre las mismas o realizan sus propias creaciones, evitando mediante una estrategia de protección que comienza con el nacimiento del proyecto, que terceros puedan utilizarlas y beneficiarse de las mismas.

Fuera de las grandes empresas el panorama actual es muy distinto, el estudio de Outsell reveló que el 54% de los responsables de gestión de conocimientos encuestados no reparan en la necesidad de obtener autorización del titular del derecho de autor o directamente lo dudan (revista de la OMPI 3/2011). Es innegable la importancia del acceso a la información para toda empresa en cuanto a capacidad de innovación, competitividad y desarrollo, afectando a cualquier entorno laboral actual. Siendo esta gran falta de sensibilización unida a la accesibilidad de la información una combinación explosiva. ¿A qué tipo de contenidos me puedo estar refiriendo? : datos científicos, información financiera, jurídica, empresarial, estadísticas, datos técnicos, noticias, gráficos, imágenes… y demás contenidos recopilados de fuentes científicas, libros, revistas, publicaciones sitios web, etc.

En conclusión, es importante la observancia de los derechos de autor de terceros para evitar riesgos tanto económicos como a nivel de reputación, debiendo asignar dentro de la empresa o mediante la contratación de un servicio externo, un responsable que vele por el cumplimiento de la empresa con estos derechos tanto de terceros como velar en la defensa de los propios. Sus tareas permitirán  gestionar adecuadamente  estos activos, solicitar licencias, así como  vigilar que terceros reproduzcan, distribuyan o transformen los derechos de autor de la empresa.

Translate »