La imagen que ilustra esta entrada se corresponde con un prototipo que realicé para un cliente sobre un nuevo esterilizador que había patentado anteriormente. Depende del proyecto, el prototipo requerirá  un enfoque diferente, aunque la experiencia hace evidente que es necesario prototipar por diversos motivos, ya imagináis los primeros : evaluar nuestra idea e ir mejorando nuestra propuesta en un producto, esto que duda cabe es obvio. Lo que me preocupa es la defensa de nuestras ideas ante potenciales inversores, fabricantes etc para ésto el prototipo tiene que ofrecer una imagen y funcionalidad a prueba del examinador más exigente, y aquí pocas veces se encuentran proyectos convenientemente materializados.

Creerme, no hay excusas, si el modelo real es demasiado grande se escala, se virtualiza o se realizan los mejores planos de despiece …. si hemos sido creativos para generar la idea también debemos aplicarnos en esta fase.

El año de prioridad del que disponemos para extender la protección a otros países discurre con rapidez, después de tanto esfuerzo difícilmente trasladaremos nuestra invención sin tener un prototipo donde se plasme nuestra patente.

Translate »