Patentar un diseño es una expresión muy popularizada, pero es una terminología mal empleada ya que, salvo en Estados Unidos los diseños no se patentan sino que se protegen a través de un registro específico, es fundamental la protección de los diseños industriales  ya que al igual que la patente su registro te proporciona una posición ventajosa en el mercado frente a tus competidores y a las posibles copias.

Entonces… ¿Qué es un diseño industrial? ¿Qué se puede proteger por diseño?

El diseño industrial protege la imagen externa u ornamentación de un objeto que le hace ser singular y diferente a otro.

Un diseño industrial puede consistir en:

  • Elementos tridimensionales, como la forma de un producto.
  • Elementos bidimensionales, como los adornos, las figuras, líneas o colores del producto.
  • Una combinación de los elementos como los mencionados.

La imagen muestra unos ejemplos que la EUIPO emplea para comprender que podemos proteger mediante diseño industrial.

Al proteger un diseño, su titular obtiene el derecho exclusivo de impedir que terceros lo reproduzcan o imiten sin su autorización hasta un máximo de 25 años y en los países donde se haya solicitado dicha protección.

Translate »