El día 20 de julio de 2020, la Universidad de Oxford (Reino Unido) como líder en la carrera para encontrar la vacuna contra el corona virus (COVID-19) reveló grandes avances que le acercan a la obtención de la misma, tal y como muestra la siguiente noticia:

 https://www.lavanguardia.com/ciencia/20200720/482437863510/vacuna-coronavirus-universidad-oxford-reino-unido-test-resultados.html

 Pero… ¿LA VACUNA DEL CORONA VIRUS COLISIONA CON LOS DERECHOS DE PROPIEDAD INDUSTRIAL?

 Los derechos de propiedad industrial no son absolutos, es más, dentro de los derechos de propiedad industrial existen ciertas herramientas y figuras que permiten limitar los derechos sobre patentes, diseños e incluso derechos de autor…

 Existen las llamadas licencias obligatorias, ya que podrían suceder varias cosas con la vacuna del COVID-19, que no fuera accesible a todo el mundo (por ejemplo por el precio) que el propietario de la patente no pueda abastecer a toda la sociedad y no esté dispuesto a otorgar licencias a otras empresas que fabriquen y distribuyan las mismas, etc.

 Lo que sí que es cierto es que grandes compañías se encuentran desde que se declaró la pandemia a la carrera para encontrar la vacuna para el corona virus así como tratamientos más efectivos que minimicen los daños en las personas contagiadas, que eviten las hospitalizaciones y que dejen menos secuelas en los pacientes curados, todo ello incentivado por la exclusividad que les confiere la figura de la patente y el retorno económico a la inversión inicial que una patente proporciona.

Por lo tanto, ¿qué es lo justo?

Si queréis aprender más sobre las licencias obligatorias aplicadas a la crisis sanitaria del COVID-19 a continuación encontrareis un enlace de la Oficina Española de Patentes y Marcas muy interesante sobre el tema:

 http://www.oepm.es/export/sites/oepm/comun/documentos_relacionados/Ponencias/138_00_LicenciasObligatoriasPatentesCovid19.pdf

 Lo que es indiscutible es que cuantos más investigadores y empresas, en este caso, farmacéuticas confíen en los derechos de patentes, más desarrollos se estarán llevando a cabo, más dinero se invertirá en investigación y más probabilidades de encontrar antes la vacuna y que sea más efectiva.

El derecho de patentes incentiva la innovación y si esta protección se tambalea en esta pandemia, en futuras crisis de la índole que sea se podría perder el apoyo de la innovación e investigación para lograr una solución.

Reyes Galán

Dirección departamento jurídico Ip Villar

Translate »
Abrir chat