Para los que estáis desarrollando un proyecto de claro componente innovador sabéis lo importante que es contar con el apoyo profesional en materia de protección de la innovación, y que éste debe considerar aspectos esenciales más allá de la tramitación, ya sean marcas, patentes o diseños. Saber por qué se han hecho las cosas, cuales son los objetivos que persigue nuestro cliente y como, en función de la naturaleza de los mercados y capacidades del equipo promotor trazar una estrategia. Esto se hace bajo diferentes prismas, tanto jurídicos como técnicos, y desde luego con el objetivo claro de que es algo que se realiza para obtener un beneficio; digo esto que parece obvio sabiendo que en la práctica pocas veces se considera. Es necesario saber por ejemplo cuál es nuestro público, edad, nivel adquisitivo etc. antes de  redactar una patente, o por ejemplo saber cómo se fabricará, más vale que nos sobre información ya que a posteriori no cabrán enmiendas ni ampliaciones. Esto se consigue con honestidad y buenas dosis de trabajo, sentando en la mesa a los creadores de la invención tantas veces como sea necesario, además después de todo en muchas ocasiones somos nosotros los que aprendemos en buena medida.Espero sea por esto por lo que se nos concede este reconocimiento.  link  AI

Translate »